martes, 3 de noviembre de 2009

GRACIA IGLESIAS
































Mencionada por:
Álvaro Fierro
Antonio García Villarán
Estefanía Rodero
Javier Gato
Julie Sopetrán
Laura Rosal
Nuria Ruiz de Viñaspre
Saray Pavón
Sergio Espinosa
Natalia Carbajosa

Menciona a:
Alberto Sala Alcayde
Alejandro Céspedes
Álvaro Fierro
Amalia Bautista
Ana Gorría
Ana Rossetti
Andrés R. Blanco
Antonio García Villarán
Carlos Pérez Sacau
Carmen Jodra
Eduardo Chivite
Elsa López
Estefanía Rodero
Javier Gato
Javier Hernando Herráez
Jesús Moreno Hidalgo
Jesús Vega Santos
Julie Sopetrán
Laura Rosal
Natalia Carbajosa
Nuria Mezquita
Nuria Ruiz de Viñaspre




Bio-Bibliografía

Nací en Madrid en 1977. Aunque soy licenciada en periodismo y mis inicios profesionales se dieron en el campo de la información y la crítica de arte, en la actualidad me dedico principalmente a la escritura, la realización de performances y la actividad docente. Soy autora de los poemarios Sospecho que soy humo (Torremozas, 2002), Aunque cubras mi cuerpo de cerezas (Gil-Albert, 2005) y Distintos métodos para hacer elefantes (Amargord, 2006) y de los textos que acompañan a los aguafuertes de Luis Feito en la carpeta de grabados Tiempo de luz (Galería BAT, 2004). He ganado, entre otros, el premio de poesía joven Gloria Fuertes y el Premio Nacional de Poesía Miguel Hernández y quedé finalista en el XXXV Concurso de Cuentos “Hucha de Oro”. Mis poemas han sido traducidos al inglés y al euskera, y mis textos (tanto poéticos como narrativos y críticos) figuran en casi una treintena de antologías y volúmenes recopilatorios de España, Inglaterra, México y Japón.
En el ámbito de la literatura infantil he publicado el álbum ilustrado Mono Lolo (Kukudrulu, 2008) y he escrito más de una veintena de cuentos para primeros lectores. Además ejerzo como cuentacuentos e imparto talleres de animación a la lectura para niños y jóvenes. He sido jurado en concursos literarios dirigidos a estudiantes de ESO y Bachillerato.
Como complemento a esta actividad literaria, siento especial interés por la creación e interpretación de performances y espectáculos en los que la poesía se fusiona con otras artes plásticas y escénicas. Dentro de esta faceta he actuado para instituciones como la Comunidad de Madrid, Obra Social Caja Madrid, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), Intermón Oxfam y UNICEF; y en bibliotecas, galerías, salas de exposiciones, teatros y otros espacios culturales de España, Inglaterra, Austria y Alemania.

Os invito a conocer mi trabajo en http://valsdeloselefantes.blogspot.com/




Poemas


CUESTIÓN DE ESTADO


Cuatro muertos se inmolaron ayer por sus principios
delante de una multitud de espíritus atónitos
y sumamente atormentados.

Las momias en cuestión
viven hoy en un barrio de lujo
a las afueras de Madrid.

El ministro de asuntos fúnebres
ha manifestado su preocupación
por que cunda el ejemplo
y el caso se convierta en epidemia.

Como medida disuasoria, de momento
ha prometido nichos para todos.

Pretende así impedir una resurrección en masa
que haría peligrar
la frágil paz lograda con los vivos.

(De Distintos métodos para hacer elefantes)






ÚLTIMA HORA
Nos confirman que Dios estaba ausente.
Los timbales, el pífano y el arpa que tañían los justos
no fueron escuchados.

La puerta no se abrió
y algunas almas limpias se enfrentaron al hambre
con la cédula rota.

Nos confirman que en esa espera eterna algunos niños
arrancaron la carne a varios perros.

Que las madres se apagaron los ojos
para no ver la lápida de un ángel.

Y los hijos de Lot, hincados de rodillas,
suplicaron volverse sal de piedra.

La puerta no se abrió.
Dios no escuchaba,
no oía las febriles oraciones.

Nos confirman que Dios sigue aguardando
—a solas e infinitamente mudo—
a que el hombre lo encuentre
en una oscura cripta, en algún templo.

(De Aunque cubras mi cuerpo de cerezas)




MURCIÉLAGO QUIZÁS
Se miró en el espejo
convencido de que no se gustaba.
Resolvió ponerse boca abajo
y entonces se vio mejor.

(De Sospecho que soy humo)



EL REFUGIO
Tu boca, poligonal e incierta,
fría y extraña como los elefantes de la calle Sevilla,
acostumbra a posarse en los recodos
del alfabeto egipcio
y permanece allí durante páginas
y música
y memoria.

Mientras tanto
hay quienes saben predecir el nombre
que arrastrarás después
cuando llegues exhausta al confín de la tarde
con el cabello convertido en nácar
y los labios heridos
transparentes.

(De Distintos métodos para hacer elefantes)

3 comentarios:

Cangrejo Pistolero dijo...

Felicidades Gracia!
Tu poesía es genial, y la manera que tienes de interpretarla es única.
Un besazo!

la chica de la Vespa roja dijo...

Laura, te ví hoy en la presentación de "la ciudad en llamas" y sí, era la chica de pelo corto que llegó ligeramente tarde porque salía de un examen de latín.


Buen trabajo, por esto, por todo.

Mariano dijo...

Te felicito, Gracia, en tus poemas aprecio ironía e inteligencia.
Mariano Shifman