viernes, 26 de febrero de 2010

BÁRBARA MING O'COSTALLS






Mencinada por:

Menciona a:
David Cánovas Williams
y Alejandro Coll




Bio-bibliografía

Bárbara Ming O’Costalls, de padre chino y madre irlandesa, nació en Macao en 1978. Su doble pero no conflictivo origen la dotó de una versatilidad que le permitió, llegada la edad en que las necesidades no se cubren aparentemente solas, encadenar trabajos a cual más dispar, como John Huston: choferesa, ayudante de fotógrafo, señorita de compañía, aserradora y algunos otros, pues dedicarse sólo a los libros habría significado que no confiaba en que la literatura es partout!
Tiene un libro publicado en la editorial 4 de agosto: De ansia de goznes mi alma está llena.



Poética

Ce qu'il faut de malheur pour la moindre chanson
Ce qu'il faut de regrets pour payer un frisson
Ce qu'il faut de sanglots pour un air de guitare
(Louis Aragon)




Poemas



Tengo frío en el pecho y me dolía
mucho el corazón esta mañana
He pedido que cierren la ventana

para que no me vean los pájaros


***


El que está por encima de todas las intenciones
un cuerpo que es el modelo de todos
pero al que ninguno llegará a parecerse nunca

Este cuerpo es perfecto y camina sobre brasas
Va pisando las cabezas de los que un día fueron sus amigos
Se deshace de sus ropas como de unas cadenas
Tiene la piel bañada en sangre que no es la suya
y sus venas estallan Estallan sin romperse
Como los tendones del horror estallan

Con los ojos desorbitados nada
escapa a su vigilancia implacable
No se queda No se para Pasa siempre
Ahora está aquí y ahora ya se ha ido
Pero deja a su paso un yermo Más que Atila
que temblaría y moriría con su aliento

Los músculos se le dilatan con el odio
que le da calor por todo el cuerpo y el deseo
se aloja en sus pasos regulares

Eyacula eternamente sobre su propio destino
Sólo él no se resbala con la leche seminal
Pero él le prende fuego con el dragón de su boca
Y queda carbonizado Regado en sus fluidos


***


Los años nos han dado
una confianza en el gesto social y un modo de sujetar los vasos
que no conocíamos cuando jugando al fútbol
yo te ayudé a ocultar tus destrozos
Lo que aún no sabemos ya es nuestro
pero para siempre hemos perdido los ademanes del pasado

***

Se garantiza que nadie tendrá ningún problema en su adiestramiento
como ser social Inclinará su copa y aspirará de su
cigarro como si nunca
hubiera sido un niño



martes, 23 de febrero de 2010

CARMEN ORTIGOSA MARTÍN

















Mencionada por:

Mónica López Bordón

Vicente Prada


Menciona a:

Mónica López Bordón

Vicente Prada

Soledad Caballero

Piotr Rzany

Carlos Fernández

Magdalena Salamanca

Hernán Kozak

Olga de Lucia




Bio-bibliografía


CARMEN ORTIGOSA MARTÍN (Tetuán Marruecos1955) reside en Madrid desde los siete años.

Ha publicado los poemarios Mitos azules 2004 en colaboración y Alas en Libertad en 2008, Editorial Grupo Cero.

Integrante del taller de poesía Grupo Cero en Alcalá de Henares. Desde hace diez años coordinado por Carlos Fernández del Ganso.

Ha participado en la antología Melodía de Colores del Centro de Estudios Poéticos. Ha publicado en la revista Color Albero. Ha colaborado en la revista Hoja de Vida

Participa en la página poesía www.poesiagrupocero.com y en el blog La comunidad Hoja de Vida. http://lacomunidad.elpais.com/hojadevida/posts

Podéis visitar mi página Web.

www.carmenortigosa.com




Poética


Las combinaciones de las palabras son infinitas, cuando sangra la herida y se quiere compartir o cuando el amor, el deseo o los anhelos palpitan de entre los dedos, entonces surgen las palabras sobre el papel. Cualquier sentimiento humano puede ser escrito. Toda producción es fruto del trabajo y la lectura y es posible entre otros.

Mis autores preferidos son: Federico García Lorca, Miguel Hernández, Carilda Oliver Labra, Vicente Alexander, Cesar Vallejo, Olga Orozco, Enrique Molina. Pedro salinas, Antonio machado, Miguel Oscar Menassa y un largo etc, de maestros a los que agradezco sus enseñanzas.

Y los versos que me dirigen son:

“La poesía es un arma cargada de futuro” Gabriel Celaya. y “Si es posible el poema es posible la vida” Miguel Oscar Menassa.




Poemas



IMAGINO

Imagino que al pasar de los años

alguien dirá que fui bella

que me miró al pasar allá en el año 2040

cuando ya no había guerras.


Poco después también dirán

que alguna marca de mí dejé

después los pueblos se cubrirán

de lava, arderán las cosechas.


Años más tarde alguien dedujo

que estuve allí, mis letras encontró

emborronadas en un papel,

a fe ciega juró que fui una enamorada.


Había lugar de pacto, golpeado por el viento

nunca me conformé con el rojo de la sangre

desde el raso suelo comienzo mi tiempo

remontar es lo estipulado, basta un instante.


Donde la vida pliega el nunca o el jamás

la conformidad vive y renuncia a cada instante

esto ocurre al mismo tiempo, cada año,

en cada lugar, cercano a mi boca.


Cuánto invierno amenaza con helar tu piel

al caer la tarde no se produce ni un destello

hubiera sido suficiente un halo de esperanza

algo cotidiano que el azar pusiera en tu mano.


Cerramos los ojos al amor, hay tanta belleza

es necesario desmoronarse, ceder un instante,

lo justo para dejar pasar el llanto antes de ser olvido

hasta que alguien diga ¡basta!, empezar de nuevo.

De Mitos Azules 2004






ALAS DE HADAS EN LA NOCHE

No importa el tiempo ni la quietud de las horas

cuando te paras en mi cuerpo tanteando la distancia,

envolviendo mi costado con el silencio de las caricias,

sorprendiendo mi piel con el palpitar de tus manos vivas.


Soy el ala sangrante prendida de una espina.

Ansiosa viajera en una ola, que va del mar a una playa,

de tu lengua a tu saliva, allí donde amanece mujer de agua,

aquí donde permaneces, hombre de tierra firme.


Eres el fuego contenido en mis manos,

te derramas en gotas de rocío sobre mi espalda,

bordeando hasta mi vientre un camino de esperanza,

levantando de mi cuerpo el olor a tierra mojada.


Búscame, entre los labios, profecías de poetas;

entre los muslos, camelias con perfume de violetas;

sobre los pechos, manantiales que se expanden

en la corteza de la madre tierra.


Construye con tus manos un bosque de colores de otoño,

poblado de hadas de noche,

que nos cobije de las miradas mortales,

que nos envuelva en alas alegres.


Nos fundiremos tú y yo, la otra y él,

después, seremos el arco iris o la tormenta,

o, solamente, hombre y mujer,

o más, trabajo y libertad.

De Alas en libertad (2008)






LA CALLE DEL QUINTO EMPERADOR

Siento el temblor de fuentes y aceras

migrar de palabras que limpian las bocas,

¿Qué precio pagaré por alcanzar el nácar de tu frente?

La pulida razón de virar en punto exacto.


Es solamente que te quise en la memoria remota,

sobre aguas turbias de caudal meloso.

Hube de remar en naves de papel,

cuerpo a cuerpo sobre los humedales,

gastando mi sangre gota a gota,

reconquistando el lugar del mundo preciso

para separar cuerpo de sombra.


No quiero envolver estas manos en esparto

cuando las ofrezco como recompensa

de haber pervivido en tantas batallas.

No quiero ofrecer estos labios

que besaron tantas muertes

porque el humo se desvanece

con un bostezo del viento.


Habito en otra calle desalojada de duendes y emperadores

donde transcurren los días

midiendo el horizonte, a cuartas, con las palmas de las manos.


Ignoro mi altura para besar la risa de las nubes,

para cantar como la lluvia sobre las tejas,

para deslizar mi cuerpo en lágrimas de despedida,

porque sé que soy una cosecha que llegó de una semilla.


Inédito

viernes, 19 de febrero de 2010

MARTA FUENTES


















Mencionada por:


José Luis Gómez Toré


Verónica Aranda





Menciona a:


Verónica Aranda


Adolfo Cueto


Juan Carlos Mestre


Jordi Doce


José Luis Gomez Toré


Viviana Paletta











Bio-bibliografía




Marta Fuentes nació en 1971. Se doctoró en Filología Hispánica con una tesis sobre poesía española de los años 80. En el año 2003 viajó a la India, en donde vivió cinco años. Tras un año de estancia en Estambul ha vuelto por tiempo indefinido a Nueva Delhi, en donde trabaja como profesora de plantilla del Instituto Cervantes. En 1994 publicó su único libro de poemas editado, Servidumbre de Vistas, tras ser galardonada con el Premio Blas de Otero de la Universidad Complutense. Es autora de un libro inédito Un pensamiento es un arco, y actualmente escribe su poemario Estambul. Formó parte del grupo poético y de la antología Estruendomudo y algunos de sus poemas se publicaron en la revista Archione, El signo del gorrión y Turia.








Poética






Revelar.












Poemas









Vista de la Mezquita Nueva

Aquiétese el diamante, la fiebre del berilo,
arrope aquella piedra el sol semita
en altos minaretes se esparzan los adioses
y contengan su cauce las orillas
en la tarde que pinta el Cuerno de Oro;
el relieve persista en su textura
vele la madreperla el terciopelo
que vuelvan a su calma las olas del basalto
y no se precipite la lágrima en la niña.







Velero

Inmune a la arboladura en el Bósforo
pieza de gloria que el aire desprende,
a lo alado de forma severa y posible;
inmune al agua añil en el ombligo
de espuma al mediodía
labrado en las pilas de palacio
y a la última nube de ceniza;
inmune el ojo experto mirando
en el museo
de belleza la lágrima.





Sufíes

Hombres que convocan al león y la gacela,
que enloquecen al pie de las ruinas
en la vigilia imantada de los minaretes;
hombres que adoran un pálido globo
un sudario la fría
sentencia de noche en la nuca del fiel;
balanceando un jardín en nombres persas
duermen sus mujeres amedrentadas
aves en la oquedad de los templos.







lunes, 15 de febrero de 2010

ANTONIO CASADO DA ROCHA



























Mencionado por:


Hasier Larretxea


Emilio Varela Froján





Menciona a:


Pablo Casares


Karmelo C. Iribarren


Luis Alberto de Cuenca


Angel Erro


Enrique García-Máiquez


Kepa Lucas


Carlos Marzal


Miguel d’Ors


Jorge Riechmann


Pedro Sevilla


Kirmen Uribe


Joseba Sarrionandia


Tomás Segovia










Bio-bibliografía





Donostia – San Sebastián (1970). Comenzó a no romper poemas en 2007, por culpa de un segundo premio en el “Villa de Pasaia” con la edición de Filósofos y películas (San Sebastián, Bermingham, 2008). Al año siguiente, accésit en el “Ciudad de Zaragoza” por Apología del aurresku (y otras danzas), al igual que en el “Villa de Ermua” por Cerebración. Ha publicado poemas y traducciones de Fernando Pessoa, Billy Collins y Wisława Szymborska en las revistas Bitarte y El invisible anillo. Tres de sus haiku fueron seleccionados para la antología Perro sin dueño (Albacete, Universidad de Castilla – La Mancha, 2008). Tras obtener el premio Iparragirre con el libro Quién me mandaría a mí (San Sebastián, Bermingham, 2009), ha publicado la colección Al pormenor en una antología hispano-chilena (Crisol poético, Santiago, Lom, 2009).










Poética





POETIKA TTIPIA



“Bakoitzari berea”


esan zuten Erroman:


poema egitean


aurki iezaiok forma.



(“A cada uno lo suyo” / solían decir en Roma: / en el hacerse el poema / encuéntrale tú su forma.)










Poemas







EL MAPA





Un niño acepta


un billete de vuelta


al siglo quince:





esta mi pesadilla


(siglo más, siglo menos)





la cuenta Gil


de Biedma en un poema


sobre la guerra





y yo la anticipo


casi todos los días





cuando acompaño


a mi hijo (el mayor)


a la ikastola





donde me espera un mapa,


donde le espera un mapa.





(Filósofos y películas)












ALTO EL JUEGO





Hay cosas que siempre han estado ahí,


como el lanzamiento espacial


de una catedral gótica.





Hay cosas que van y vuelven,


como las golondrinas que bajan


en tobogán por el aire sin tobogán.





Pero hay cosas que parecían eternas


y sin embargo desaparecen en un instante


sin dejar más rastro





que nuestro asombro


al preguntarnos


cómo pudimos


vivir así.





(Al pormenor)














FINAL EN VILLANELLE





Quién me mandaría a mí


escribirte, o leerme


quién te mandaría a ti.





Porque alguien dijo que sí


ahora estamos frente a frente.


Quién me mandaría abrir





la ventana cuando vi


el rayo que dura siempre.


Quién te mandaría venir





con el abrigo ese de Yeats


que no abriga cuando llueve.


Quién me mandaría al fin





de la noche sin candil


un primero de diciembre.


Quién te mandaría aquí.





Y al cabo de este trajín


todo, cuánto depende


de quién me mandaría a ti


y quién te mandaría a mí.





(Quién me mandaría a mí)

viernes, 12 de febrero de 2010

VICENTE PRADA














Mencionado por:

Carlos Fernández del Ganso
Carmen Ortigosa

Menciona a:
Mónica López Bordón
Carmen Ortigosa
Soledad Caballero
Carlos Fernández del Ganso
Miguel Óscar Menassa
Carmen Salamanca
Magdalena Salamanca
Micaela Serrrano
Cruz González
Norma Menassa
Alejandra Menassa



Bio-bibliografía








Nace en Madrid en 1963. Reside en la actualidad en Alcalá de Henares.


Empresario, licenciado en Ciencias Empresariales. Máster en Innovación y Gestión del Conocimiento. Integrante de la Escuela de Poesía Y Psicoanálisis Grupo Cero. Desde 2004 pertenece al taller de poesía de Alcalá de Henares coordinado por Carlos Fernández. Asimismo, desde 2008 pertenece al taller de poesía que coordina Miguel Oscar Menassa en la Escuela. Alumno del Seminario Sigmund Freud que imparte esta misma Escuela desde 2002. Socio fundador de la Productora Cinematográfica Cinenormal, desempeñando el cargo de Consejero Delegado. Es director y accionista de varias empresas y Presidente de ACEDAP (Asociación Comarcal de Empresas de Daganzo, Ajalvir y Paracuellos de Jarama). Publica en http://www.poesiagrupocero.com/. Asimismo ha creado su propio blog de poesía: http://ojosdeltiempo.blogspot.com/.


Ha publicado su primer libro de poesía titulado LABIOS DEL TIEMPO.







Poemas










ESTA VEZ ESPAÑA… 1939



En un rincón del olvido


donde las almas turbias duermen,


viejos secretos inundan espíritus errantes


fantasmas de hermanos perdidos golpean


_____________________oídos sordos.





Altos muros dividen corazones cobardes,


espesa sangre como barro


marca huellas en caminos sembrados de


_____________________azucenas.





Era el aroma de la pólvora


lo que envolvía el aire de aquel otoño


manos curtidas en el calor del campo,


habían empuñado fusiles


que secaron las rosas del destino,


que mataron las blancas palomas


entre ecos de cristal y espanto,


y en un cantar de Octubre


bailaron la paz en llanto.







PAJAROS NOCTURNOS





“Y por eso las bocas que besaron


son sus favoritas.


Tienen más vida que quitar:


la vida que confiere


a toda boca


el don de haber sido besada”


Pedro Salinas.





Vastos desiertos de soledad


agitan el pulso de la vida.


Mis labios recorren los surcos


que tu piel desnuda muestra


____________en la penumbra.






Los ecos del silencio


alimentan las cenizas de la noche,


beso tu boca humedecida


con palabras vestidas de deseo.





¿Qué extraño presagio marca el rumbo


_____________de nuestras vidas?


Viajamos al sur de nuestras risas,


y frente al mar, bajo palmeras,


a veces invocamos al amor y nos saluda


el dolor disfrazado de alegría.






Nuestros cuerpos se acercan lentamente


al encuentro de los besos,


de unos labios que ya fueron conquistados.






Amantes de la primera vez


pasiones que fueron antes de ahora,


envueltas en océanos de desengaños


y de inocencias perdidas en secretas noches


_______________de cielos estrellados.






¿Ya no volverán a ser nuestros cuerpos?


¿Dónde irán a postrarse cuando ya no puedan


_________________________caminar?.


¡Qué más da!


Caigan donde caigan






habrá cielo,


habrá tierra,


habrá Universo


y sólo perdurará


la historia contada de nuestros besos,


de nuestro amor.









POETA DEL PUEBLO





A Antonio Machado.





Bajo un cielo corrompido,


de metralla y agonía,


de pueblos cautivos y martirios a quema ropa,


un 22 de Febrero de 1939,


te llegó la hora, Antonio.





Tiempo lúgubre,


donde los pájaros,


postrados a la cabecera de tu lecho,


cantaban sin cesar:


“caminante no hay camino, se hace camino al andar”.





Un último poema descansaba en el bolsillo de tu gaban,


dos tristes sillas sostenían el ataúd,


que arropado con la bandera tricolor,


gemían plegarias desesperadas.


Y la poesía, con amargura,


suplicaba una oración para el desesperado,


para el abandonado.





Portador del secreto de las sombras prisioneras de la tierra,


de la amistad del desierto,


de los amores fulmíneos,


de esos campos de Castilla,


tan indelebles, ardientes, vibrantes,


de altas cumbres, valles hechizados y lagos dormidos.


Encinares de oscuras malezas y pardas encinas,


olmos secos, viejos, heridos por el rayo.





Ni el tiempo, ni los inquisidores, ni los buitres,


salpicaron siquiera uno sólo de tus versos.





Setenta años después,


tu buzón está lleno de cartas;


¡no mueras, te amo tanto!


¡quédate hermano!


¡vuelve a la vida!.


Y otro poeta, de nombre César Vallejo,


dejó escrito con voz estrangulada


y perturbadora densidad,


un verso que bien vale un epitafio:


“tanto amor y no poder nada contra la muerte”.

martes, 9 de febrero de 2010

ALICIA GARCÍA NÚÑEZ


*
*
*
*
*
* *
*
*
*

Mencionada por:
Menciona a:
David González
Manuel del Barrio Donaire
Eduardo Boix
Bubalú (Adriana Erades Pérez)
Pedro J. Serrano
Déborah Vukusik
Antonio G. Villarán
Eva Vaz
Camilo de Ory
Yolanda Castaño
Ana Mª Drack
Leopoldo Alas
José María Fonollosa
Ángel González
Leopoldo María Panero
Antonio Orihuela


Bio-bibliografía

Alicia García Núñez (Elche, 1981) es licenciada en Ciencias de la Información, Periodismo. Ha trabajado durante varios años en diferentes medios de comunicación y sobre todo en radios –como Radio Elche, Cadena SER- especializándose en programas culturales y de tendencias. En la actualidad trabaja en el Institut Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Elche como gestora cultural del Centre de Cultura Contemporània d’Elx L’Escorxador (www.centrelescorxador.com, http://escorxador.wordpress.com/ ) y de la Llotja –Sala Cultural-. En este trabajo ha coordinado y llevado a cabo el I Festival de pOesía¿? de Elche: Nosomostanraros durante el mes de marzo de 2009, y a punto está de llevar a cabo el segundo. Programado está, y también publicitado.
Comenzó algunos estudios de doctorado en Literatura Española y se le quedó pendiente volver a la facultad para pasarse muchos años más con tesis y estudios comparados.
Respecto a las publicaciones, resultó finalista en el concurso “Poesía Joven de Alzira”, también en 2003 en el “IV Ciclo de Poesía y Prosa Temáticas de Alicante-Murcia 2003-2004”. Ha publicado junto a otros autores el poemario Entorno, VVAA, Ed. Asoc. Triquiñuela de Artes y Letras. Colabora con poesía en diferentes fanzines y revistas de tendencias o culturales en secciones fijas (Fanzine Fetiche en la actualidad, y en el pasado: Revista de tendencias Deep, Vulture…).
Sobre todo, busca sobrevivir a lo que escribe, a lo que es y a lo que jamás llegará a ser. Quiere ser muchas cosas y no todas son posibles. Al final hay que elegir.





Poemas


Silencio, estoy rodando por las escaleras.
Silencio continuo, los golpes amortizados
por el vinilo que gira en mi cabeza.
Silencio, me está matando
a golpes de taconazo.
Silencio, está obviando
lo que siempre he dicho.

Me están robando los versos
tendidos en el lecho,
reflejados en el techo
del espejo a cada movimiento.
Me están robando los silencios
que pongo en cada frase,
las pausas y el pause.
Las palabras que inserto en cada estrofa,
como si fuera cualquier cosa.
Inserto.Y le das al autoedit,
desmenuza el sonido,
separa el ambiente,
de las voces a las que toca.
__Escinde,
__fragmenta
__realidades
__en unidades
__de imagen
__un tanto absurda.
No te permitas caer en la tentación
de no agarrar lo que te asusta
con todos tus sentidos.

Mente.
Cámara.
Reproductor.
Acción.

¡Silencio! estoy rodando
la escena en la que el malo
asesina al actor.
Estoy llevando a cabo
proyecciones y conferencias
de mi dolor quebrado.
Silencio, -se– rueda un músculo
escupiendo sangre tierra en derredor,
por las escaleras.

Luces-oscuridad.
Cámara-ojos.
Acción-reacción.


***

Desearía contar los lunares
de tu rostro
en cada noche
clandestina
que voy vagando
en busca de tu nombre
y de tu hombro.


***

La bella Bellatrix se lleva los relojes,
transforma el día en noche,
en bacanal derroche de emociones
cuando mira.
Y busca mis puntos cardinales
aunados en el vértice
de todos y cada uno de mis males.

La bella Bellatrix me mira tibia
en captura impelida de todas mis mentiras.
Me mira complacida en busca
de reacciones producidas por su cercanía.

Y sus manos amasan la vida
que me resta en las esquinas
cuando sólo busco un nombre.
Y su boca evoca lo que toca
en una despedida cruel.

No me mira, no me toca,
no me mira, no me ama,
no me nombra, y yo sigo prendida
de su nombre:
Bellatrix.

____________De una mentira.


***

¿Qué bares pueden acogerme
ante tanto absurdo comprimido
en sólo 50 kilogramos de peso repartido?

¿Qué bares pueden consolarme
-luz tenue medio viva-
de la certidumbre que despista?
¿Qué alcohol puro tomaré,
por no desbaratarme, por no
morir aquí donde me pille,
absorta a la deriva, sin elevar
la extremidad tullida,
el grito en la garganta,
el miedo bien frío con dos hielos,
la historia sin nosotras?


***

Silencio, estoy rodando: Inédito.
Desearía contar los lunares / de tu rostro / en cada noche, La bella Bellatrix, La historia sin nosotras: pertenecientes al poemario La vida sin nosotras, en edición.

viernes, 5 de febrero de 2010

ENRIQUE MERCADO











Mencionado por:

Antonio Cordero


Menciona a:

Antonio Cordero

Andrés Fisher

José Benito del Pliego

Robert Llopis Zurita

Antonio Gamoneda

Leopoldo Mª Panero




Bio-bibliografía


Escritor, músico, dramaturgo y guionista de cine. Ha publicado las novelas De lo que aconteció a una reina que se echó a la calle y Memoria del tiempo breve. Coguionista de la película Catarsis y autor del libreto de la ópera de cámara El Greco. Antologado en El poeta en su ciudad, de Julia Barella, ha publicado los poemarios Versos a la luz de una vela (Premio Ciudad de Leganés) y La Explanada (Germanía, 2003).





Poética


1. La palabra es la materia que el poeta afila hasta obtener la punzante precisión. 2. Si bien hasta Juan Ramón Jiménez una forma de estar por encima de Dios era siendo poeta, hoy ser poeta es una de las mayores tonterías que se pueden ser. 3. Que la poesía lleva al alcoholismo es hecho más que probado. La poesía, ese vestido casi imposible de tejer, tiene infinidad de acólitos que en vano siguen su estela luminosa. Cientos, miles de autodenominados vates, fracasan como un mar resacoso en las costas de su indiferencia. ¿Y qué puede uno hacer sino emborracharse para intentar olvidarla? 4. Más digno que un poeta es un vendedor de globos. El poeta infla palabras y no advierte al que compra el libro que dentro no hay más que aire (generalmente, mefíticas ventosidades).





Poemas



Edificios


¿Nunca os habéis fijado En los edificios a
medio construir, La desolación de los anda-
mios Ciñéndose a sus cinturas? Sabed que al
alba habrá hombres Dispuestos a vestir tanta
tristeza, Lo mismo que si arropasen a sus
hijos En una noche Insomne y helada.


(De La Explanada. Editorial Germanía, 2003)






Vitoria


Ha llovido todo el fin de semana sobre el elegante paseo de los plátanos. La catedral estaba en obras y los zuritos y las gildas parecían las guirnaldas de la ebriedad. El museo de Heraclio Furnier en el casco antiguo, el estadio. Cito sin cesar lugares y cosas que me lleven a poner un marco fidedigno a tus ojos. Como los Nenúfares, de Monet, a medida que me acerco a ti, toda tú desapareces


(De A.M./P.M., inédito)





Sargazos Sea o no


Todos los ríos que me sé desembocan en el mar de los Sargazos.
Es la noche de los compartimentos estancos y ya no fumo.
Si no hubiera estado tan ciego y tú no hubieras sido tan terca,
ahora posaríamos juntos en las postales del Puente de Nueva York.
¡Como si fuera fácil llegar a América,
o a puerto seguro aunque los del norte usen bufanda!
Me soltaste de la mano y la coleta (te soltaste)
porque eras una niña perdida de antemano.
Alicia que se mira, pero es a ella a quien miran los otros.
Alicia, yo te hubiera dejado crecer como una mala hierba en Wonderland,
y que cantase Whitman, y que fumara Marley.
Yo hubiera sido a cambio el increíble hombre decreciente
o un ratón payaso dispuesto a morir por el turrón y el chocolate.
Y bolitas de anís endulcen los ardides del tahúr.

*

(De Trenes que no pasan de Magritte, inédito)