viernes, 28 de mayo de 2010

CRISTINA COCCA





























Menciona por:
Laura Gómez Recas
Miguel Ángel Yusta

Menciona a:
Alfredo Piquer Garzón
Juan José Alcolea
Ana Garrido
Alejandro Torres
José María Herranz
Covadonga Morales
Laura Gómez Recas
Jara Bedmar
Hortensia Higuero
Teresa Núñez
Carmen Rubio
Elena Peralta
Juan Maínez
Antonio Daganzo
Antonio Pastor
Aureliano Cañadas
José María López Gallego
Guzmán Alonso Moreno
Isidro Sánchez Brun
Manuel Cortijo
Teodoro Rubio



Bio-bibliografía

Nacida en Buenos Aires. De madre española y padre argentino. Abuelos españoles e italianos. Comienza a escribir desde muy joven en su ciudad natal pero su formación poética se completa en España. Reside en Madrid. Pertenece al Grupo de Poesía del Círculo de Bellas Artes, a la Asociación Literaria “Verbo Azul”, Agrupación Hispana de Escritores, es miembro de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles y frecuenta las tertulias del Café de Oriente y “Ánforas Azules” del Ateneo. Ha dado recitales y presentaciones de sus libros en diversos centros culturales. Ganadora de numerosos premios, entre ellos el “Provincia de Guadalajara”, “Mario López” (Bujalance, Córdoba), “Villa de La Roda”, “Amantes de Teruel”, “Villa de Aranjuez”, “Villa de Valdemoro”, “Cafetín Croché” (San Lorenzo del Escorial), “Ciudad de Mérida”, etc.


Poética


Primero tendría que definir qué es poética y si este concepto lo podría aplicar a la propia definición de mi poesía. Si poética significa la ciencia que estudia las artes y la literatura, ¿estaría yo misma en condiciones lo suficientemente distantes y neutrales para hablar de mi manera de poemar, de mi estilo o las necesidades espirituales que me empujan a escribir? Creo que no, por eso sólo puedo dar una visión muy somera sobre mi trabajo poético, visión y opinión muy particulares que no siempre coinciden con las opiniones ajenas. Puedo decir que soy esencialmente lírica. Mi poesía se ve sometida a un cierto rigor disciplinado a la hora de elaborarla para lograr que sea estéticamente armoniosa. Utilizo elementos y realidades concretas y físicas y juego con ellos para que adquieran trascendencia y poder convertirlos en un lenguaje metafísico, recreando otros universos, buscando la palabra para unir espiritualidad y materia hasta encontrar el cauce más adecuado para expresar todo lo que siento y vivo, lo que pienso y sueño.
Mi poesía está tangencialmente unida la poesía existencial.











Poema



“TRAS LA PUERTA, ESTA LUZ DESMESURADA”


Con nudillos de fuego, llaman a nuestra puerta.
__________Alguien viene a traernos la luz bajo la lluvia
con urgente alboroto entre las manos,
golpea con tambores de seda en las aldabas,
pulsa todos los timbres hasta encender el aire.

____Despierta hasta a los niños
y ellos piensan que vienen mariposas
a encadenarse al vuelo de sus risas,
que los duendes azules de los cuentos
vendrán para robarles los zapatos.

__________¿Quién llama y desordena
así nuestra memoria?

____Quizás es un dolor que se parece
a un tacto de caléndulas y espinas
o es la sangre caliente de los lobos
que acechan nuestro cuerpo de hielo primitivo,
nuestra primera piel
y estos ojos tan viejos como el llanto.
Quizás sea la lluvia la que trae
los tigres de cristal y los fragmentos
de abismos y tormentas, sus hilvanes de tiza
como ríos de arañas invisibles.
Será tal vez el viento que lame la madera
abriéndonos sus cárcavas de frío
mientras suenan violines dolientes en sus manos
y los perros revuelven la ceniza
que queda entre las uñas.

__________¿Quién acude a nosotros
mendigando este fuego de hogar, esta costumbre
de nombrar pocas veces la tristeza?

____Quizás será el silencio quien intente
violentar la esperanza,
buscar en los espejos despoblados
la otredad de la muerte y del vacío.
Y será el que nos hable del otoño
con ese cascabel
de voz enronquecida,
esa voz que posee
la leve turbiedad de las acequias
y el canto ingobernable de los pájaros.

__________Alguien llama, y, si abrimos,
entrarán las luciérnagas
y un vendaval de lumbre barriendo las paredes,
se columpiará el viento en las cortinas
y una fruta temprana comenzará el verano.

__________Locuaz y persistente es la llamada,
aluvial el arroyo que crece en los umbrales
y brevísimo el tiempo
que mide la largura de un abrazo.



____Los niños nos preguntan
quién andará detrás de nuestra puerta,
imprecisa la forma de su espalda,
luminoso el dibujo de su boca,
dulcemente feroz el brillo de los ojos.

__________Dejaremos que pase nuestra primera luz,
un girasol de nieve
que alumbre aquellos sueños olvidados
y el último estallido del invierno.

__________Insistente y tenaz, alguien golpea.
____Simplemente, es la vida la que llama.


(PREMIO DE POESÍA DEL “CÍRCULO DE BELLAS ARTES” DE MADRID, 2008)

domingo, 23 de mayo de 2010

NATXO VIDAL







*







Mencionado por:

José Alcaraz

Menciona a:
Diego Sánchez
Benjamín Prado
Joan Margarit
Pedro Felipe Granados
Soren Peñalver
Cristina Morano
Ana Merino
Miriam Reyes




Bio-bibliografía

Nací en Alicante en 1978. Soy virgo y, hasta donde puedo recordar, fui un niño pequeño amante de la calle y de la música. Estudié trombón, viajé por ahí y acabé (esta forma de decirlo no parece esconder nada bueno) siendo profesor de conservatorio.
He publicado un libro de poemas, Atrás no es ningún sitio (poemas para diez mil kilómetros después), participo en la antología de relatos breves Semana de pruebas, de Lagartos editores, escribo, desde 2007 en http://elcoloquiodelosperros.net/ y recorro desde hace unos años, junto a un tipo que canta mis versos, todos los garitos en los que nos dejan actuar con el espectáculo Versos en los dedos. He aparecido también en algunas publicaciones locales, festivales de poesía y todo eso….
Me gusta la cerveza y escribo por las noches.





Cierta poética triste

Ya la he encontrado;
he dado con la imagen:
mi última poesía
es una carretera de líneas discontinuas
hundiéndose en las aguas de un pantano.
Del único pueblo al que conduce
sólo se ve la torre de la iglesia
algunos pocos días del verano:
sólo unos pocos versos cada año
donde poder amarse las cigüeñas.
El resto es sólo agua;
un cementerio
con peces de colores.





Poemas





Imagina

IMAGINA que te mueres de frío,
en una habitación vacía.
Tienes unas cerillas, un Hopper, un Picasso,
un Pollock, un Velázquez.
¿Cuál arderá primero?
Así estoy yo contigo:
muriéndome de frío, decidiendo
por dónde comenzar el fuego.

De Historia de los perros. Inédito.




Una sola palabra
Comosialfinlamuerteylasmujeresyelpasodelosañoslavidaylosrelojesloshijoselrecuerdoambiguodelashorasyeldestinoylacertezainmensadelosdíascupieranfinalmenteenunasolapalabra.

De Atrás no es ningún sitio (poemas para diez mil kilómetros después)


Como un árbol
INÉS no sabe todavía
que escribo por la noche.
Por eso se despierta.
Es insolente sin quererlo,
como las rosas
que fueron a nacer entre maleza.
En ocasiones viene
de algún lugar con príncipes y hadas
buscando el puente del pasillo
y la almena segura de mi hombro.
Ella piensa que yo no me doy cuenta,
pero la traicionan
el arco y la ballesta,
la espada todavía en la cintura.
Algunas veces llega, sin embargo,
de una ciudad lejana
de hierro y de cemento:
alguna de esas tristes ciudades de los sueños.
Ella piensa que yo no me doy cuenta
pero delatan su viaje
las manchas de alquitrán en sus mejillas,
el pelo enmarañado por el humo.
Sea cual sea su viaje
(desde un lugar remoto de brujas y castillos,
desde una de esas tristes ciudades de los sueños)
yo la espero tranquilo como el árbol
que aguarda en la plazuela a los borrachos
para acoger con paz su vomitera
o para cobijar a los amantes,
según la noche
y el número de luces encendidas,
mientras se besan lentos
debajo de sus ramas,
sea cual sea su viaje...

Inédito

lunes, 17 de mayo de 2010

LORENA ESCUDERO





















Mencionada por
Fernando Díaz San Miguel
Luis Somoza
Josefa Sánchez Sousa
Luis Mundaca

Menciona a
Fernando Díaz San Miguel
Luis Somoza
Juan José Mediavilla
Marta Aliste
Sonia Betancort
Raúl Vacas
Mamen Somar
Luis Mundaca
René Arrieta
Celia Camarero
Roxana Sánchez
Josefa Sánchez Sousa
Luis García Camino


Bio-bibliografía

Todo el mundo sabe, al menos el mundo que la intuye, que Lorena Escudero vive dentro de un cajón de su escritorio. Nació primero en Soria, después en Salamanca, ciudad de palabras. Presa incondicional del monstruo desde que empuñó el primer lápiz, se convirtió tempranamente en ecosistema del caos. Hasta ahora (y digo bien) su obra se ha ido acumulando en papelitos rebosando cajones, mesas, vías Lácteas. Ha ganado algún concurso y escribe en las revistas Atril y Salamanca Letra Contemporánea. Quisiera ofrecerse en sacrificio a tiempo completo a la musa, pero se distrae fácilmente con la Física de las cosas.




AUTOJUSTIFICACIÓN DE MI EXISTENCIA

Me declaro maltratadora de silencios incómodos, medio idóneo de reproducción de dudas e inseguridades. Mujer de odios irracionales y extremos irreconciliables. Una completa contradicción.
No tengo paciencia, pero tengo otros muchos defectos y manías, como mi odio a los números pares, o mi miedo a los términos absolutos.
No tengo lado bueno, por eso miro de frente y con mucho rímel.
Impulsiva, irreflexiva y autodestructiva. Sarcástica y esporádica.
Estoy capacitada para dormirme de pie, sonrío siempre que puedo, lloro sólo cuando no puedo.
Padezco sinceridad compulsiva, sufro una obsesión patológica por lo incorrecto y lo extraordinario. Siempre llego tarde.
Sueño a todas horas y por eso tropiezo a cada paso, no reconozco a nadie, hablo sola.
No escribo poesía.
Nunca soy la misma dos días seguidos.
Tengo una inagotable sed de tiempo, tantas vidas que representar.
Tanto a lo que sobrevivir.

de Revista Atril





CANON


El viejo músico está sentado en su mesa de siempre. Con una mano sujeta una copa alta de tinto barato, con la otra manosea los taquitos de queso que dejé junto a él.
Hace rato que está ahí, pensativo y solo. De vez en cuando esboza una sonrisa melancólica y sé que piensa en su glorioso pasado, en los teatros y en las óperas. Me ha dicho que está esperando a un importante director, una gran oportunidad. Por eso luce su mejor traje, su más pulcro rostro, su pose más erguida.
Pasan las horas y el director no aparece. Cansado, el músico se levanta y se despide. Intento darle ánimo: “Habrá surgido un contratiempo” o “Ya habrá más oportunidades”. Él lo agradece y me dedica la última sonrisa triste antes de marcharse.
Es la misma historia de cada día.

Mientras recojo su mesa aparece un hombre muy elegante. Me dice que es director de orquesta y que se ha citado aquí con un gran músico.
Yo sonrío.
Le digo que aún no ha llegado pero que puede esperarlo si quiere.
Le acompaño a su mesa de siempre y le sirvo, en copa alta, un tinto barato.

de Revista Atril





SHHH...

Sí, podríamos decir que ése es el sonido de la aspirina agonizando en el lecho de agua.
Mario observa el vaso y espera a que termine de sofocarse la efervescencia. Se sienta en el sofá y reclina la cabeza. Concentra sus energías en recluir el dolor en un espacio mínimo, pero el silencio le martillea. Ensaya una nueva estrategia y enciende el televisor. Distraído pasa uno a uno por los canales hasta que se detiene. Algo le ha parecido familiar en el último fotograma. Una periodista muestra el esqueleto calcinado de unas oficinas. Mario se sorprende mucho, porque ha reconocido el edificio donde ha estado trabajando todo el día, donde se encontraba hace apenas una hora. Incluso piensa que quizá todo sea un espejismo producto de la jaqueca, más aún cuando la periodista muestra su fotografía y anuncia solemne: “Los bomberos aseguran que la única persona que se encontraba en el edificio cuando fue declarado el incendio no ha podido sobrevivir debido...”
Entonces empieza a sonar el teléfono. Mario se levanta, pero en lugar de cogerlo apaga todas las luces, el televisor, y se sienta a oscuras a beberse el vaso de agua, con el sonido de fondo de los timbrazos.
“Lo primero será cambiar de nombre”.

de Revista Atril

martes, 11 de mayo de 2010

SERGIO ESPINOSA























Mencionado por:
Laura Rosal
Nuria Ruiz de Viñaspre
Álvaro Beltrán
Cristina Castro Moral
Emily Roberts

Menciona a:
Laura Rosal
Nuria Ruiz de Viñaspre
Gracia Iglesias
Luna Miguel
David Vilaseca
Cristina Castro Moral
Álvaro Beltrán


Bio-bibliografía

Sergio Espinosa nace en Jerez de la Frontera (Cádiz) en 1988. Estudia Traducción e Interpretación en la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla), en la Royal Holloway University of London (Londres) y en la Universitat Jaume I (Castellón).

Trabaja como columnista semanal en el periódico Viva Jerez de 2008 a 2010, publicando numerosos ensayos literarios y centrándose también en la crítica literaria y cinematográfica.

Sus poemas han sido traducidos a varios idiomas.

http://ojosdebosque.blogspot.com/







Poética

Només som ficció, som la manera com ens expliquem la nostra pròpia història.
David Vilaseca





Poemas



vives en este mundo

y nadie ve a través de la niebla vives en este mundo anestesia incluida de por sí de por ti ya eres hombre hoy olvida la insurrección y juega juega juzga usa el photoshop y haz un par de cosas importantes hombre de hoy ayer es la muerte que precede a todos los poemas ayer es por tanto lo mejor de tu vida




El cuarto vacío.

Serás un girasol a las dos menos cuarto
el llanto del niño sobre la espalda
y todos los puentes que unen una cosa
con la otra.

Llena, toda la boca llena de cerezas
en un deleite de manos
y onomatopeyas
rojas, todas las bocas rojas para escribir, por fin
las homilías de la huida.

Llámame por mi nombre, si mi nombre
es aquello que escuchas y no aquello
que gritas cuando la luna aprieta, fuerte
contra tu pecho.

Parte la sal, y con ella
las minúsculas.
Dios, huérfanas las minúsculas.

Y yo aquí / siguiendo.



Los espejos de Brooklyn.
(Blanco)

Subyúdice la bruma,
pero no la danza
de los rascacielos.

Desde aquí contemplo
cómo marcha el fénix,
mientras duermes.

(Blanco)

miércoles, 5 de mayo de 2010

LAURA GÓMEZ RECAS


















Mencionada por:
Marisa de la Peña
Mónica López Bordón
Alfredo Piquer Garzón
Cristina Cocca
Ivonne Sánchez Barea
Alonso de Molina

Menciona a:
Alfredo Piquer Garzón
Alonso de Molina
Ana Valdés-Miranda
Ángeles Fernangómez
Cristina Cocca
Fernando Jiménez-Ontiveros
Jara Bedmar
José Antonio Fernández
Juanra López
Julián Borao
Luisa Arellano
Marian Raméntol Serratosa
Marisa de la Peña
Pilar Iglesias de la Torre
Teodoro Rubio
Miguel Ángel Yusta


Bio-bibliografía

Laura Gómez Recas, nace en Madrid en 1966.
Licenciada en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.
Desarrolla su labor profesional en medios de comunicación social: radio, prensa y televisión; siendo la radio el medio al que más tiempo dedica.
Actualmente, forma parte del equipo de Comunicación de elcorteingles.es.

POESÍA: Escribe poesía desde los primeros años de su adolescencia.
Ha publicado poesía en varias publicaciones periódicas, como la revista Alkaid, y es coautora de la antología poética “Universos Diversos” (2009), editorial Alaire.
Pertenece a la Asociación “Versos Pintados” del Café Gijón, de Madrid; a la “Tertulia Gerardo Diego” del Café de Oriente, de Madrid y al grupo “Poética en Gredos”.
Ha participado activamente en diversos recitales y eventos literarios en la Escuela Julián Besteiro, en el Ateneo de Madrid y en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, entre otros.

En la red, mantiene el blog “Hortus Liber”: http://lauragomezrecas.blogspot.com/




Poética

Desconozco si hay en mis versos una poética que los alumbre más allá de su humilde existencia, un acento común a todo cuanto escribo. Lo que sí sé es que la poesía en mí es espontánea, quizá porque es una forma de expresión más allá de lo audible, de lo visible, algo que trasciende a los sentidos y que encuentra en el lenguaje el mecanismo perfecto para elaborar un mensaje que parte de mí, de lo que soy, del proceso de búsqueda interior en el que todos dejamos parte de nuestra piel.

Lo que más aprecio es disponer del vasto universo de palabras que componen el castellano. Pasadas por el huso, se pueden conjugar gramatical y sintácticamente de maneras tan diversas, en el lenguaje poético, que alcanzan niveles semánticos trascendentes al uso común que de ellas hacemos. Ese juego con la palabra es uno de los placeres más intensos que conozco.

Defino mi poesía como una mixtura de entrañas y de verbo con vida propia: “La poesía es una lluvia escarlata, con olor a sangre, que brama entre los dedos y se escapa en un vuelo transgresor donde los haya. Es tu alma la red que has de emplear para atraparla”.




Poemas


Tapiz de hilo oscuro

Tapiz de hilo oscuro
sobre el fondo de mis manos
abiertas a un credo…
sin más tacto que el aire
que desplaza tu palabra.



SOBRE EL LÍMITE DE LA NADA
No buscaré la altura en las fachadas de París,
no tentaré con hidras el estuco del liquen,
no sobornaré más al secreto de la espiga
que pretende despuntar en el dorado…

Seguirá la combustión impoluta
en el bajío mediocre de la ausencia…

mi nombre,
sobre el límite de la nada.




NASA CAPAZ DE ENCERRAR TODAS LAS FLORES

Sentido el capricho entre los dedos
de ser la nasa capaz de encerrar todas las flores,
la primavera es un poco más locuaz
y reaparece en la esquina de la sombra.

Vanidosa,
de frivolidad vestida,
con un manojo de aire entre los brazos,
se levanta en el alba contra el cielo
y promete ser el brillo que me adore
mientras surgen de mis fallas los volcanes

y me nazco

desde la grieta en la que hierve
la génesis profunda que me aísla.