martes, 17 de diciembre de 2013

ANNALISA MARÍ PEGRUM



Mencionada por:

Menciona a:
Máximo Fernández Riera,
Tomeu Ripoll,
Biel Vila,
Jorge Espina,
Antonio Rigo,
Alejandra Vanesa,
Irene la Sen,


Bio-bibliografía

Annalisa Marí Pegrum (Palma de Mallorca, 1983) ha huido a Münster, Barcelona, Melbourne, Essaouira y Phnom Penh, aunque todavía no sabe de qué huye exactamente. En 2010 fundó Poetry Slam Mallorca junto con Irene la Sen. Fue finalista de la final nacional de slam celebrada en Barcelona durante el Festival de Literatura Kosmópolis 2011 y desde entonces ha coorganizado diversos eventos poéticos (FLoM! 2012 y 2013; I Poetry Slam Internacional de Palma). Hoy en día preside la asociación Poetry Slam Epaña. Ha traducido a Dorothea Lasky para la antología de jóvenes poetas norteamericanos New Wave Vomit (El Gaviero Ediciones, 2012) y para la Revista de Literatura Quimera. Algunos de sus poemas han sido incluidos en las antologías "El Último Jueves: quince años de poesía On The Road" (Calima Ediciones, 2011) y "Amb accent a la neutra. Dones poetes de/a Mallorca" (Lleonard Muntaner; en prensa). Cuando no está comprando billetes de avión o escribiendo en su blog [lesaspirinesdelexili.blogspot.com] se dedica a comprar guías de viaje que luego nunca lee.



Poética

No creo en las poéticas. Cuando hablan los árboles, los pájaros y -a veces- hasta las jaulas, todas las poéticas callan.




Poemas



siesta hora española

cuando

me tumbo

para echar

la siesta

me gusta

acariciarme

el muslo

lentamente.

gemir

en silencio

está

             ya

tan entrelazado

con el acto

de leer.

me acaricio

el muslo

con las manos

llenas de tinta

y tanteo versos:

entre mis dedos

nace 

un tatuaje nuevo.





DNI

anoche cuando te pidieron

a cuántas mujeres habías amado

fingí indiferencia

pero frente al espejo

al llegar a casa

busqué la carne más tierna

y tatué en ella mi nuevo y viejo nombre:

Nadie sabrá lo nuestro.

ellos tampoco.




programa de centrifugado variable

mi vida es una lavadora

que nunca se apaga:

posee un

centrifugado

variable,

monónoto

pero constante

-de entre 900 y 1200 RPM va la cosa,

y aun corro el riesgo de aburrirme-.

hoy he cambiado

el programa de la lavadora

y bajo el montón

de piel muerta

he encontrado

bolitas de pelusa

calcetines extraviados

y en la esquina

unas bragas viejas

como estandarte de una vida

-lavadora blanca-

que nunca se apaga.

lunes, 2 de diciembre de 2013

PAZ CORNEJO



Mencionado por:

Menciona a:
Alejandra Vanessa
Elise Plain
Juan Manuel Gil
Roger Wolfe



Bio-bibliografía

Paz Cornejo es Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Alcalá, aunque en un principio se inclinó por la investigación, ahora trabaja como profesora de Lengua y Literatura en Secundaria. Nació en Madrid en 1981, pero su vida ha transcurrido en Arganda del Rey, un lugar de la periferia, invadido por la industria y los tentáculos de la gran urbe, ambiente muy presente en Desaires metropolitanos poemario publicado por El Gaviero Ediciones en 2013. Algunos de sus poemas han aparecido en revistas como Salamandria, Quebrados, LA MÁS BELLA, Espejo y Espejismos, la revista Chichimeca, Bar Sobia, Shiboleth, Toreteo e Impracabeza. Codirigió de creación artística y literaria Dulce ARSÉNICO
Intenta mantener al día el blog: www.pazcornejo.blogspot.com.




Poemas



PERIFERIA
A Roger Wolfe

Hay un lugar de rejas y enredadera,
de polución endémica, torturadora.
Ciudades dormitorio casi fosas comunes,
con nichos intercambiables
y muebles del Ikea.

Hay un lugar donde circunvalación
sustituye a horizonte,
donde se amasa tiempo
en transportes públicos.



LOS QUE EMPIEZAN EL MUNDO

Los que empiezan el mundo
cada mañana
se encuentran la ciudad recién nacida
con el líquido amniótico
empapando las aceras
cuando la vista apenas intuye
los rugidos del amanecer.

6:05
No hay café posible que destierre la certeza:
la inauguración empieza en las afueras.



ELIGE

La poética de la elección,
de la libertad exagerada de las cosas.
Los productos lácteos
se disponen en cantidades bíblicas
en las estanterías del Carrefour.
Las variedades de café
en vaso personalizado
gentileza Starbuks
o tú decides tu Whopper
sin cebolla, extra de queso.
Infinitas opciones
atrincheradas de individualismo.

Pero nada extraordinario
ni auténtico

a lo que desafiar.

sábado, 23 de noviembre de 2013

YOLANDA LÓPEZ



Mencionada por:

Menciona a:
Francisca Aguirre
Antonio Gamoneda
Félix Grande
Luis García Montero
Ángel González
Francisco Brines
Olvido García Valdés
Chantal Maillard
Elena Moratalla
Maribel Alonso
Valentina Lara
Alberto Yago
Concha García
Caballero Bonald
Manuel Álvarez Torneiro
Chus Pato
Ana Cibeira
Begoña Regueiro
Virginia Cantó


Bio-bibliografía

Es funcionaria de carrera en la Administración de Justicia. Licenciada en Filología inglesa, técnica en turismo, traductora y pintora por la Escuela de Artes y Oficios de Ourense y el Centro de Arganzuela de Madrid, se dedicó a la docencia a nivel medio y universitario. Realizó el DEA, la tesina y el doctorado sobre la identidad en la obra de Eudora Welty. Fue investigadora en universidades de España y del extranjero colaborando con diferentes ponencias y artículos de ensayo. Es autora de los poemarios individuales premiados Verdugos impolutos (Rábade, 2005), Obertura sen heroe (Follas Novas, 2006), Grietas (Visión Libros, Madrid, 2012), Temblor fiero (Lastura, 2013) y Moralla (Follas Novas, 2013). Galardonada con diferentes premios de poesía (Suso Vaamonde, Rosalía de Castro de Cornellá, Aurelio Aguirre, Antón Tovar, Fundación CEPAIM para la solidaridad, Xosé Neira Vilas, mención de honor del Manuel Oreste Rodríguez, Manuel María de la Casa de Galicia de Guipúzcoa, o el Picapedreros de La Oca Loca), textos de su autoría aparecen en diferentes revistas literarias y libros colectivos Ha publicado  relatos y artículos de opinión en periódicos de Galicia. Forma parte de los grupos literarios Bilbao y Poekas de Vallecas. Ha participado en recitales benéficos, en homenajes a intelectuales, y en espectáculos de poesía, pintura, fotografía, música y danza oriental. Ha impartido cursos literarios y ha sido jurado de certámenes.






Poética

Escribir es fecundar la vida y dejar preñada nuestra muerte.
Con la poesía hacemos arquitectura volátil y disparo necesario.
La poesía es la herramienta con la que movemos la conciencia social.
Cuando el pensamiento es poético, la palabra es música.
El poema es el edificio de la emoción y del pensamiento sublime.
El poemario es la puerta que nos lleva al universo de la imaginación y de la fantasía reales.




Poemas


LA  GUITARRA  DE  LA  LUNA
Me atraganto en el obelisco nácar
que me estrangula resonante,
con la niebla virgen a mis espaldas,
perturbando la cadena indemne del dolor.
Soy terciopelo silencioso,
púrpura con la pluma contenida en el frutal reposo,
alas agudas de viento y granizo
acorralándome  en el campanario de tu rincón sonoro.
Eres artista de bruma añeja,
tiempo errabundo,
esperpento de tu soledad hiriente,
vendaval cegador,
vendaval de labios amantes que vibran en tu pecho.
Cántame con tu color madrugador tiñendo corazones de colibrí. Trénzame con tu espiral
y su olor a muerte,
con la perla menguante de mi luna.
Eres tinta china pintándome la piel serena,
ansia contenida en el misterio cándido,
fiera pupila dilatada en la penumbra planetaria.
Aquí te acaricio,
guitarra de mi sepulcro pavoroso.
Eres el ébano intermitente en mis ojos maltratados.

Inédito. Poema premiado en el III Premio Picapedreros




LA MUJER TRANQUILA

Frenética. Rápida y constante. Frenética me hundo en el devenir de las horas rotas. Frenética pronuncio tu nombre en cada segundo de existencia, en cada latido fustigándome en las sienes, en cada instante en el que navego y callo para no gritar tu nombre. Frenética me ahogo, nado a contrafuego en las aguas turbulentas de mi hoguera, nado entre la espuma ruda y turbia, entre tu llama que gime silencios sin respuesta. La tempestad rompió mi cuerpo dividido, mi alma quejumbrosa en la noche y su clamor. Pero permanezco frenética, a la espera de la llegada inexistente, de tu llegada que invento como un pájaro lánguido y veloz.

Grietas (Visión Libros, 2012)


  

NATURALEZA VIVA

Vivo sin vivir en mí
Y tanta vida espero
que muero porque no muero
San Juan de la Cruz



Vivo sin vivir en mí, y en mi consuelo hallo la vida despojada de sus dudas, de cuclillas sobre el espesor del árbol mañanero, entre troncos y ruinas escritas en la noche y su melancolía hiriente, que el pájaro de la felicidad oculta su mirada en las anclas del delirio ingrato, irguiendo sus alas de azabache al despertar.
Vivo sin vivir en ti, pero no muere mi libertad cayendo sobre el azufre de tus ojos, del imperio sonrojado con la lluvia viviendo en las arpas olvidadas, de la muerte que llama a golpes sobre tu espectro a contraluz.
Muero porque vivo sin latido, vivo porque no muere el desasosiego de los días incautos, de la lluvia azul rompiendo el eco en los poros de mi piel helada, de mi corazón resquebrajado por la esperanza de no saberte lejos, de saborear el latido que calla a voces lo que deletreo con el grito de mi vivir vivo sin vivir en ti.

Temblor fiero (Lastura, 2013)

lunes, 11 de noviembre de 2013

Aniversario

En noviembre del 2006 echaba andar este blog. Muchas gracias a todos los que, con su participación, lo han hecho posible y lo siguen alimentando. A.C.G.

lunes, 4 de noviembre de 2013

FRANSCISCO JOSÉ BLAS SÁNCHEZ



Mencionado por:

Menciona a:
Ángela Vallvey,


Bio-bibliografía

Francisco José Blas Sánchez (1974)
Articulista de la desaparecida revista socio-cultural, La lucerna. (Orihuela)
Colaborador de la revista de creación Empireuma (Orihuela). (www.Empireuma.com)
Colaborador con artículos en el Diario La Verdad de Orihuela y la Vega Baja.
Colaborador con artículos de opinión en el Semanal de Orihuela, Activa Orihuela.
Socio y colaborador de la Asociación Cultural Orihuela 2m10.
Poema dedicado a Miguel Hernández; “Miguel Hernández de Orihuela”, publicado en la página Web (www.elecohernandiano.com), de la Fundación Miguel Hernández.
El poema “Crucificado“ fue publicado en el Diario La verdad, (en el apartado de literatura Ababol).
He publicado poemas y opiniones en la revista digital “La buhardilla” de Argentina.
Escritos de opinión en la revista de Orihuela y su costa La Vega es.
Poema publicado en la revista Ágora. Varias publicaciones en la Biblioteca Hernandiana: Carlos Fenoll antología comentada. Tauromaquia teñida de azul. Artistas por Miguel Hernández. El Libro de Plomo, número especial Empireuma.
Recital poético de mi obra, en la radio Onda Regional Murciana, en el programa Torre de Papel. Director José Cantabella. (23 de octubre de 2005)


Mi obra todavía inédita consta de los poemarios: La libertad del alma, Mi Parnaso, Tristezalegre, Escuchando al pensamiento y Conjunto poético. Las narraciones: La Razón Herida y Elegidos. Obras de teatro: La Conversación y Apocalipsis.



Poética de un lector/escritor/crítico

El escritor se crea con las palabras y vivencias, nace con sus antecesores y evoluciona con la vida y la palabra alegre y angustiosa. Busca el significado de la vida descifrando y nombrando todas las palabras. Celebra la belleza cual bacanal dionisiaco y se defiende de la injusticia en soledad como si fuera un ermitaño.
El escritor es un lector/escritor/crítico altamente graduado como poeta. Goza de la gula lectora y creadora, pero debe abstenerse un tiempo para poder contemplar. Adula al débil y denuncia toda vulneración. Actúa silencioso y sigiloso, y es conciencia de la humanidad. Creador de palabras amorosas para hacer sentir bien al lector, como también es creador de palabras soeces, rudas y toscas para denunciar toda falta.
Leer a otros autores hace recordar cosas olvidadas e inspira una futura obra.



Poemas



“…donde la tristeza alcanza las cumbres más sombrías”, Ada Soriano.

1997


Con amenaza amaneció

un día triste de amor.

Dualidad de sentimientos.

Repleta las calles,

todas las calles de España,

repleta de almas

y lágrimas en sangre.

Besos que no se dieron,

escritos que no se recibieron,

chillaba el dolor en silencio.

Un tramo de terror recorren los pasos:

en una esquina la muerte

en la otra esquina el amor.

Ausencia, recuerdo y dolor.






2008



Vergonzante mancha

en la piel de España,

inocentes ríos de sangre

enterrados en el mar,

caminante, sé fiel

hasta la muerte del camino,

rematan a la víctima

mientras el verdugo revive,

a veces el que nada hace

le hacen temer.

Envolverán con mirra el lustre éter

y será el combate

y triunfo de las fuerzas del bien,

claman ángeles no muy distantes.

Isaías profetizó.






Cinco estigmas



En la madrugada acecha la violencia en manos de falsos libertadores agresivos

cayó la noche esperando responsabilidad después del turno de las urnas

a la hora de la tarde atiende el médico a su paciente sano sin denuncia alguna

al medio día reunida la familia con la mentira, la locura, la ignorancia…

inequívocamente

a la mañana estaban los amigos, los conocidos, los vecinos.

Cinco estigmas tiene la víctima

reaparece el verdugo

vuelve a caer la noche.

martes, 15 de octubre de 2013

FERNANDO LÓPEZ GUISADO



Mencionado por:

Menciona a:
Manuel Lacarta Salvador
Ana Ares
David Morello
David Minayo
Daniel Romero Campoy
Carlos Bernabeu
Alfonso Brezmes
Félix Jiménez
Francisco J. Castañón
José Luis Torrego
Luis Llorente
José Luis Nieto Aranda
Joan Payeras Puyol
José Luis Escudero
Emilio González Martínez
Ariadna García
Elena Peralta
Frank G. Rubio


Bio-bibliografía

Agitador cultural que combina escritura y crítica con la Imagen para el Diagnóstico. Ha publicado los siguientes poemarios: Aromas de Soledad, El Altar de los Siglos, Porque nunca fue suyo [Alacena Roja, digital]. Del más reciente, La Letra Perdida (Vitruvio, 2012), se realizó un reportaje en El Mundo. Aparece en las antologías: Los jueves literarios de la casa del libro, Memoria y euforia, Una mirada escrita, Ilusionaria 3, Historias del Dragón y 2099-b. Organiza, junto a los escritores Elena Muñoz y José Guadalajara, el Ciclo Café Literario de Rivas. Colabora con diversos medios. Conduce la bitácora Buenas noches Nueva Orleans. Es director académico de la Academia y Agencia Literaria Letras Vivas. Durante las noches de invierno, brilla por la radiación acumulada.


Poética

Todo es canto: ritmo y tripas. La captura de lo invisible. Hay otro mundo, que pasa inadvertido la mayor parte del tiempo y, por lo general, para la mayor parte de la gente; descubro, de pronto, destellos de ese mundo invisible, e intento capturarlos, que perduren. Poesía lo es todo: conocimiento, vibración, la caja de resonancia del universo, el beso del Demiurgo. También comunicación y mi forma de expresión, mi coche (quiero mucho a mi coche, lo necesito, no podría desplazarme sin él). 



Poemas


Bajo los tilos

Bajo los tilos
lo supe.

Aunque sucediera el hielo
y enmudecieran las estaciones.
En esa avenida de mi alma
el cielo siempre será un aplauso de hojas
con nuestras manos juntas, como besándose,
temiendo quizá perder un sueño
si aflojan ese abrazo inadvertido.

Eso es el poema:
preservado momento;
siempre rebrotando
incombustible,
aguardándote.
Reconstruyéndose en cada futuro.
Deconstruyéndose en cada sonido.

Como ambos entonces, en aquel junio
sincero, fresco, paseando en silencio,
cogidos de la mano,
bajo los tilos.
-Pertenece a La letra perdida (2012, Ed. Vitruvio).


Despertador

Entre los precipicios de la madrugada
hay momentos en los que el mundo deja de existir.
Todo parece detenerse.
Son recuerdos fugaces de un eco más anciano que el universo.
Sufro la maldición de tomar conciencia en esos instantes.
Me mantengo inmóvil, haciéndome el dormido
para que la oscuridad no me devore.
Finjo que no escucho susurrar a sus sirvientes por el cuarto
bajo los latidos de mi propio corazón. Intento
apaciguar esa campana que galopa acelerando en mi cerebro,
que pide huir,
que pide a gritos huir igual que verdad entre olas.
Pero no hay profundidad donde esconderse de uno mismo.
Acabo devorado
y devorándome como esas pescadillas
de ojos lechosos en su cama de hielo.
Desnudo sobre un mostrador bajo la luz de los fluorescentes:
teatro de ansia y hambre.
El hedor a muerte se mezcla
con el perfume de las compradoras
mientras el crepitar de billetes
baila con el de las espinas bajo el cuchillo.
Risas, bolsas granates de plástico que destiñen y crepitan,
chorrear de fluidos pardos pudriéndose entre las baldosas
y yo mordiéndome el culo con cara de pez
y formando un cero de sangre brillante.
Un enorme cero rojo parpadeando a la izquierda
de las siete de la madrugada.
Segundos antes de astillarse el silencio,
cuando todo parece detenerse.
-Pertenece a La letra perdida (2012, Ed. Vitruvio).


Denn die toten reiten schnell

Los mares se habían secado.
Vagábamos, en el mismo coche de ahora,
por viejas carreteras de asfalto roto
llamando a todas las puertas y casas vacías.
Buscabas algo. No recuerdo qué;
pero resultaba tan importante
como el agua o el futuro.
Paramos en un cruce. Estabas cansada
pero deseaba besarte, jugar
con la punta de la lengua a reírnos.
No entendías cómo aún seguía siendo joven
cuando el resto de las cosas estaban muertas.
Dije: —Sólo es así en el espejo retrovisor.
»Sólo en tus ojos y en el espejo retrovisor.
Nos abrazamos en el asiento de atrás.
Lloraste y bebimos tus lágrimas.
Encontramos algo importante.
Aún no sabíamos el qué.
-Poema inédito.


martes, 1 de octubre de 2013

RAFAEL INDI


Mencionado por:

Menciona a:
José Luis Martínez Clares
José Rico
Mario Islasáinz
María A. Mónaco
María Ramos


Bio-bibliografía

Nací en Sevilla (09-09-1987).
Alguien me regaló un día La voz a ti debida sin pensar en las consecuencias y como recompensa le compuse un poema que acabó aborreciendo. Aquello me animó. Fue así como descubrí mi segunda vocación perdida.
Tengo un blog que es particular y cuando llueve se moja como los demás:
http://animalendisturbio.blogspot.com/
Algunos de mis poemas han aparecido en revistas como La Lengua, Almiar, Fábula, Palabras Diversas, La Fanzine, Cinosargo, Horizonte De Letras y Los Sábados Las Prostitutas Madrugan Mucho Para Estar Dispuestas.
Gané el primer accésit del I certamen de poesía erótica Ánima.
En febrero de este 2013 autoedité mi primer libro Un aplauso americano.



Poética

Tendrá que haber un bosque
donde los ojos sólo se cierren
para besar o para morir
y la palabra ocupe
el hueco entre la lana y la carne.




Poemas


Charlotte

"Algún día las hormigas cobrarán su venganza", decías,
mientras contaba las vueltas de aquel tiovivo.
Así pasábamos las noches,
peceras de marionetas hundidas
en mitad del Raval,
el único lugar donde los escotes
creen en Dios a su manera.

Después de tantos años
sigo aprendiendo de memoria el papel impuesto:
jugar a ser la muerte roja
en fiestas de guardar y quemar.
Tantos años intruso de la gran mascarada,


secreta bajo altos techos
y escaleras de nácar.

Tantos años sin saber
que eras la mujer de ojos verdes
en aquella canción de Nacho Vegas,
esa que ofrece agua de mar
como remedio a la sed.




Sacromonte


Esta ciudad se parece demasiado a nosotros.

Calle a calle competimos
en número de batallas perdidas
y luces escondidas
bajo alguna latitud incierta.
Sus noches justifican al fin
el insomnio errante
de unos bien desnacidos.
Como ella, hemos soñado ya
todos los sueños azules
que quedaban por soñar.

Esta ciudad se parece demasiado a nosotros.



Todo va bien

La cara de Matías Prats sobre los posos del café no me deja dormir,
seca las manos más tibias del hemisferio norte
cuando anuncia temporal,
ahora que necesito el sándalo en tu ropa.

Soy un malpensado si creo que vuestros informativos
quieren que la primavera nos sorprenda
viendo alguna serie tan bien producida como el frio.
Se aplaza la revolución por tormentas de nieve hasta nuevo aviso.

Tambien soy un misántropo si no tengo un Smartphone con WhatsApp
ni escribo en (hasta) 140 caracteres
de qué tamaño es el nuevo juanete de mi pie izquierdo.
Lo comprendo y deseo continuar.

E incluso puedo ser algo peor cuando afirmo
que entre verdades se van los que se alejan,
que nadie está educado para la sinceridad.
Pensad que todo va bien.
Señalad el pecado con una cruz,
atrapadlo como a una araña herida dentro de una copa de cristal
llena de humo, puesta del revés.
Escupid después al cielo cuando henchidos de orgullo
abracéis el gris escribiendo:
"La verdad es sólo una cuestión de palabras".
Pensad que todo va bien.


Yo sé que la ceguera será la enfermedad del futuro.
Una generación perdida de hombres-topo
sobrevivirá al siglo veintiuno
escondidos bajo el metro de Budapest.

Y qué triste la imposible espera.
Por una vez, mi padre se vestiría de rey.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

ADA SORIANO



Mencionada por:
Menciona a:
Antonio Enrique
José Luis Zerón


Bio-bibliografía

Ada Soriano: Orihuela, diciembre de 1963. Codirectora de la revista de creación “Empireuma”.
Premio Nacional de Poesía “Montesinos 2000” (1995).
He participado en algunas antologías como “Narradoras españolas de hoy” (Université de Perpignan, 1988).
Libros publicados: Anúteba (Ed. Autor, Orihuela 1987); Luna esplendente o sol que no se oculta (Ed. Empireuma, Orihuela 1993); Como abrir una puerta que da al mar (Biblioteca pública Fernando de Loazes, Generalitat Valenciana, Orihuela 2000); Poemas de amor (Fundación Cultural Miguel Hernández, Orihuela 2010); Principio y fin de la soledad (Cátedra Arzobispo de Loazes, Universidad de Alicante, 2011).
He publicado reseñas, cuentos, artículos y poemas en revistas nacionales y extranjeras. He versificado “El sabio desnudo”, colección de dibujos del pintor José Aledo Sarabia. (Ed. Digital de Ediciones Empireuma).
“Luna esplendente o sol que no se oculta” fue traducido al inglés en 1994 por el hispanista Geoffrey Holliday. Algunos poemas han sido traducidos al valenciano y, otros, al rumano por Elena Liliana Popescu.




Hacia una poética en curso

 Los poetas persistimos, permanecemos en el tiempo y lo hacemos perdurable ya que somos descendientes de los poetas que nos anteceden. Somos una sucesión; eslabones de una cadena que comenzó a formarse hace cientos de años, cuando el hombre tomó conciencia de la muerte y necesitó plasmar sus sentimientos y se sintió, así, creador.
La poesía es un hecho continuo, sin pausas; una prolongación permanente.
Hay muchos caminos. Son muchos los que conducen al lugar donde se halla el árbol milenario. Los poetas admiran la impasibilidad del árbol y asisten a su movimiento. Los poetas indagan, se adentran en las entrañas del árbol; lo observan y lo analizan.
El poeta deja constancia de la existencia del árbol y de la suya propia. No basta con contemplarlo o acogerse a su sombra en los calurosos días de verano. Es necesaria la complicidad entre el hombre y el árbol.





Poemas


La espada del Arcángel

Para “Figuras bíblicas” de Pepe Aledo

  
Algunos esperaban que no despertase de su letargo
el dragón rojo de siete cabezas y, si lo hacía,
que su atrevida cornamenta quedase clavada en el abismo.
¿Es cierto que pudiste arrastrar tantas estrellas?
¿Tan poderosa era tu cola de brillantes escamas?
Estuviste al acecho, en las entrañas del aire.
Ansiabas raptar a la mujer fecundada
para devorar al hijo que no te pertenecía.
Luchaste a muerte contra el Príncipe de la Luz,
el que en una sola noche y con una mano
aniquiló a miles de hombres invocando la sombra.
Al que descendió del cielo con una larga cadena
para esclavizarte y condenarte al destierro.

Oh San Miguel, arcángel de las cohortes celestiales,
siempre con la espada desenvainada,
dispuesta para el duro combate.
Querías la gloria a cambio de eliminar a Satanás
el deslenguado, el lascivo, el lujurioso.
Dicen que lo derrotaste, que lo arrojaste a la tierra.
¿Somos acaso sus descendientes?

Oh San Miguel, ángel supremo.
Eres tú más seductor portando tu espada desnuda
bajo ese rostro bondadoso que cien dragones
pavoneándose con sus cabezas rojas y cornudas.
El fuego de tu pasión dejó a Satán y a sus hijos
sumidos en un inevitable desconcierto.

Publicado en el nº 2 de la revista “Lunas de papel”






Monólogo de una mujer

A todas las mujeres que sufren malos tratos
y a la memoria de Constantino Romero.
Con su maestría recitó este poema
una tarde, en Pinoso.

Yo elegí estar aquí, no elegí la soledad, pero
Iba implícita, y estar es todo lo que me queda.
                                                    Ana Becciu
                                                           

Me he quedado sola.
Las estrellas se aletargan
en esta noche invernal
donde habita el desamparo,
donde la tristeza alcanza
las cumbres más sombrías.
Nadie me consuela.
Así que me he unido a la noche,
la que no tiene límites.
Tras mi ventana asoma la luna
que reverbera en máxima plenitud.
Derrama su blanco perfume
por el ángulo donde me hallo.
Es el vientre redondo y firme
de la mujer fecundada.
……..
Me he quedado sola, sí.
Pero no me vence el sueño
con su ramaje entramado
ni el golpe de la intemperie
que penetra por las rendijas.
Tengo las entrañas encharcadas
de tanta lluvia vertida.
En la humedad de mis ojos
se refleja el cansancio
de quien lo ha perdido todo.
Yo me asomo a contemplar
la nieve esparcida en el suelo,
pero no me atrevo a pisar
la alfombra mullida y quejumbrosa.
Yo me asomo, sí, a veces.
……..



Los almendros floridos y quietos
me recuerdan el tamaño de su fruto
que un día llegará.
Yo quedo sumergida en su cáscara
como la lluvia contenida en el charco.
Callada, inútil, paralizada.
Todo esto me digo.
No confío en mí.
Las plantas son frágiles.
Muchos hombres lo proclaman.
Me tomaste de la mano;
tu ofrenda era adentrarnos
en la inmensidad imperecedera,
pero sólo fueron vibraciones
de un sueño imperfecto.
……..
Ya se enderezan los primeros brotes
del amanecer.
El alba blanquea
la oscuridad de mi insomnio.
En la quietud de la piedra
se comprime el silencio.
Yo permanezco recostada
abrazando a un niño inexistente.
Quiero acontecer mientras observo,
descubrirme de nuevo ante el espejo
y horadar mi cuerpo, asistir al alma
que ha quedado muda.
Me he quedado sola, sí,
con el vientre vacío
y un manojo de palabras.

Principio y fin de la soledad