domingo, 13 de enero de 2013

SARA R. GALLARDO




Mencionada por:
Menciona a:
Bárbara Butragueño
Berta García Faet
Elise Plain
Ester Folgueral
Eva Villavieja
Isabel Escudero de la Calle
Layla Martínez
Miriam Reyes
Rebeca Yanke



Bio-bibliografía

Sara R. Gallardo (Ponferrada, 1989) es licenciada en Periodismo por la Universidad de Valladolid y ha completado su formación con una beca Erasmus en la Universität Potsdam (Alemania). Ha publicado Epidermia (El Gaviero Ediciones, 2011). También forma parte de las antologías Tenían veinte años y estaban locos (La Bella Varsovia, 2011), Erosionados (Origami, en prensa) y Cuaderno de vuelo (edición digital, 2012). Ha sido parcialmente traducida al inglés por Fishouse. Durante sus años vallisoletanos, formó parte del colectivo literario COLMO, organizador del Festival de la Palabra Versátil.es, junto al profesor Javier García Rodríguez, y codirigió un programa de radio. Ahora vive en Berlín y escribe. Más información: http://retalesdetormenta.blogspot.com.




Poética

me estorbo
en el enigma total
de mí misma
cómo traducirme
por el verbo

Anise Koltz


escribo porque duele



Poemas



algunos hombres gritan

algunos hombres gritan
de cara a un lugar oscuro
que
procuro esquivar por las noches.

la doblegación vive allí
escondida de otros monstruos.





#7

No heredé de ti
la poesía.
Fui yo
la que llenó la casa de
libros y tormentas.

De ti heredé los diciembres
los abriles
y esta epidermis
que se marchita
esos ojos oclusos
-todo párpado-

las arrugas de la infancia.

De Epidermia (El Gaviero Ediciones, 2011)






Curar algo

Las plumas mojadas de las cigüeñas
avisan
del invierno de marzo.

Las griposas soledades del pecho.

Las manos de piel de lija
acariciando fríamente el frío.

La gripe, la afonía, la tos,
el crotoreo, los saxos.
El humor transparente
granulado
de paracetamol.

Ramblas de agua y plumas y saliva.

Tiritas para el frío
e hilos sueltos para cubrir la sangre viscosa
del astro que anida sobre tejados y nubes rojas sobre bailarinas enfermas. Antenas parabólicas sobre las que las cigüeñas ven desaparecer el sonido borroso del sol y del día. Los colores escuálidos de la tarde se hunden tristes como voces de Edith Piaf de Sam Cooke de Nina Simone sobre el aire del agua. La sangre aparenta cansancio la luz roja antros que madrugan sombras desabridas.

De Epidermia (El Gaviero Ediciones, 2011)






2 comentarios:

Ángel dijo...

No cesa el seísmo. No cesa de resquebrajársenos. No ceses. :)

Ernesto Frattarola dijo...

Grande.