lunes, 17 de junio de 2013

JOSÉ ANTONIO RODRÍGUEZ ALVA


Mencionado por:
Menciona a:
Jesús Urceloy
Antonio Gamoneda
Sebastián Fiorilli
Ana Isabel Trigo
Marisol Huerta
Begoña Moreno-Luque
Paz Hernández Páramo
Nares Montero
Iago Chouza
Lidia Fernández
Juan Hospital
Antonio Rómar
Hipólito García (Bolo)



Bio-bibliografía

Premio de Jóvenes Creadores del Ayuntamiento de Madrid con Villa Miramor  (1989), autor de las "plaquettes" De mi muerte (Nanoediciones, 2010), Contra los Ángeles (CAM, Hoja Nº8, 2011), del poemario Peligroso asomarse al interior (Amargord, 2011). Figura en las antologías Manos a la obra (2010, 2011), Trilogía Pez (2012), Libertad tras las rejas (2012), Aldea Poética VI (2013). Ha realizado la selección de poetas para la antología Último Ahora (Izana Editores, 2013). Formó parte del grupo musical La Caída de la Casa Usher, del grupo de poesía Terpsícore y del grupo de teatro Selene.




Poética


Las pastillas lavan con agua tibia
el pelo aplastado de los cuervos.
Las enfermeras huelen a obscenidad
y/o cloroformo debajo de las axilas.

A veces hablan de nosotros,
como reses, como verdad
y las bandejas tienen la tristeza exacta
que existe, en los análisis de sangre.

Si no escribo me duele el corazón,
se me llena, si no escribo me dan
ganas de ahorcarme.
Si no escribo me dan
ganas de que esto haya sido todo.



Poemas

BELMONDO
en Belmondo esta tarde está muerto todo el mundo los árboles lo certifican con su sombra el silencio de una inmensa iglesia perturbada en Belmondo en el interior de Belmondo las limpiadoras recogen los cadáveres inconstantes las limpiadoras son blancas como atomistas griegos surcadas de grietas por la espalda y arbustos enanos fíjate como brilla lo que la piel acoge si silbas las balas te oirán perfectamente las mujeres que lloran precipicios para acróbatas cualificados sus cabellos teñidos esta tarde se está haciendo noche en Belmondo mira los monstruos que pasan sin prisa acentuados algunos van acentuados como miércoles corregidos por el asma de unos labios saborea el último barbitúrico saborea las palabras antes de su desaparición alarga alarga la columna estás a punto de irte al suelo antes que te recojan las limpiadoras alarga que acechan y es noche y ya acechan en Belmondo donde ha muerto todo el mundo




poema en coma,


un sólo de uñas y margaritas por la espalda,
y la piel de sábana y tibia y femur
próxima al calor de la ropa ajena,
que dibuja una y otra
vez trapecio, con sus once sílabas,
esternocleidomastoideo
esbelto, porque en el poema mata
quien dice virus mientras la fiebre
o calla,



Todas las cosas que eres


Este solo de saxo es Charlie Parker
y todas las cosas que eres parece,
es la generosidad pasando por los ojos
que a veces se desprenden insólitos
ante un gin que acaba de llegarnos.
Un baile con unas iniciales 
que buscamos al inicio de una noche larga
y sus espejos.
Parece un sólo de saxo y no lo es,
es la tarea de vivir en otro
que al aliento se acomoda suspenso
y al hueco de las rodillas, el hombro.
Antes de que el humo desapareciera
de los locales, estuvimos aquí
con nuestras preguntas para el barman
y aquí seguimos.
Todas las cosas que eres es plural,
como necesaria la luz que llega
doblando las esquinas de repente
y hay quien ya la ha visto y sonríe.
Este solo de Charlie Parker es Charlie Parker
sí, pero también nosotros girando

sobre este disco que sigue tramposo.