martes, 25 de febrero de 2014

ANTONIO DE EGIPTO



Mencionado por:
Menciona a:
Manuel Chacón Calvo
José Luis Rey
Joaquín Pérez Azaústre
Salvadora Drôme
Carolina Otero
Luci Romero
Rakel Rodríguez
Antonio Luis Ginés
Alejandro Luque
Antonio Agudelo


Bio-bibliografía

Antonio de Egipto (Sevilla, 1975)
Profesionalmente dedicado al mundo del libro, diplomado en Biblioteconomía y Documentación en la Universidad de Granada. Ejerció de librero en la desaparecida Librería Anaquel; ha trabajado como director editorial y editor literario para el sello El Páramo, en 2012 inició con dos socios un proyecto editorial de carácter independiente, Bandaàparte Editores (www.bandaaparteeditores.com). Trabaja como editor freelance, asesor literario y gestor cultural. Ha publicado tres poemarios, “Desnudos en la ciudad” (2006), “La Maleta” (2009) y “Un tiempo de bosques salvajes” (2013); participado en libros colectivos, “El árbol talado que retoña: homenaje a Marcos Ana”, “A Pablo Guerrero en este ahora”, “Picasso”, entre otros; y revistas literarias; de su paso por festivales poéticos destacan el I Festival Vociferio de Valencia 2011 y Cosmopoética. Poetas del Mundo en Córdoba 2013. En la creación considera vital aunar disciplinas; de esta necesidad surgen dos proyectos poético musicales, basados en sus versos: “La Maleta” con la banda Añadidos (www.proyectolamaleta.blogspot.com), y “Somos amables” (www.somosamables.bandcamp.com).
Blog personal (www.antoniodeegipto.blogspot.com).




ME CELEBRO (POÉTICA)
Siendo así,
defendiendo el lugar que me pertenece
a este lado del mundo,
sumergido en palabras
que a veces se anudan y otras se enredan,
teniendo claro
que la claridad del día
es la luz,
y la noche atrapa,
puedo decir
sin temor a equivocarme
que estoy tocando el suelo,
que es algo así como tocar el cielo
pero sin dejar de pertenecer al mundo,
sin olvidar la hoja de ruta,
los itinerarios trazados,
los sueños por perseguir.
Sigo aquí y allí,
formando parte de la sustancia
pero también del cambio. 



Poemas


VOLANDO LEJOS, HACIA EL AIRE AZUL
                                                    a Manuel Chacón Calvo

Llega la tarde
y con ella llego a tu regazo.
Duermes el sueño de los mortales.
Respiro el mar,
el que te acuna,
el que trae tus versos
encerrados en una caracola.
El sur tiñe de azul tu rostro,
tu desconocido rostro,
porque el tiempo
aleja y acerca
con su brazo tembloroso
como el rayo.
Y la tarde también cae,
como el llanto
de un sol anaranjado,
que se despide,
atrapado ya en la noche,
esperando que la materia gris
de tu cuerpo
se una con la tierra,
tu tierra,
la que trae brisa de jazmines.
(incluido en “Un tiempo de bosques salvajes”, Depapel, 2013)

DRAMA

Te escondes tras un rostro
de flores y lluvia. El cabello enredado,
como Walt Whitman fotografiado por Lorca.
Habitas un territorio mágico,
de hilos invisibles,
de palabras invisibles.
Aparece tu voz tras el telón.
Te diriges al público
con la seguridad acentuada
en los labios,
con la respiración precisa,
el ensayo de un orgasmo
que derrota los sentidos.
Giras como una peonza,
capaz de agarrar la cuerda
en el último instante,
un movimiento preciso
que te salva del vértigo.
Desde aquí, los aplausos rugen.
La línea del horizonte
está en tus ojos negros.

(incluido en “Hoja de ruta”, en preparación para 2014)


EL SUEÑO DEL MARINERO

La ballena.
El estómago de la ballena,
la casa dentro:
el baúl,
las mantas,
el arpón,
el sueño
dentro del sueño.
Moby Dick,
Herman Melville
y alguien
que dice su nombre
en imperativo.
Abandono tierra firme.
No espero nada
del mar;
si acaso
que
me traiga de vuelta
a la ballena.

(Inédito)

1 comentario:

C. Enriquez dijo...

puedo decir
sin temor a equivocarme
que estoy tocando el suelo,
que es algo así como tocar el cielo
pero sin dejar de pertenecer al mundo,

cojonudo esto