domingo, 21 de diciembre de 2014

CARMEN CRESPO


Mencionada por:

Menciona a:
Esther Ramón
Laura Giordanni
Ada Salas
Maria Jesús Silva
Jose Miguel Urbano
Olvido García Valdés
Antonio Gamoneda
Chantal Maillard
Bernard Nöel
Esther Lucio
Jose Manuel Vivas



Bio-bibliorafía

CARMEN CRESPO  (Cáceres, 1962). He participado en la antología de la XXV selección de Voces Nuevas 2012 (Ed. Torremozas), en las  antologías publicadas por la organización del Día Internacional de la poesía en Segovia 2012 y 2014 y en la antología “Poemáticas naturales”,  2013,  de ediciones Entricíclopes.
Formo parte también de las plaquettes colectivas No sé, Kérkira y “Travelling de la colección Libros Mínimos.
Ganadora en el 2013 de la II edición del premio de poesía Bal Hotel con el poemario “Tal vez huésped”,    publicado en 2014 por la editorial Devenir.
En noviembre de 2014 acabo de publicar una plaquette “Puro hueco” realizada por el artista pintor y grabador Manuel Ayllon,  con grabados del mismo y textos míos.  Una serie de 15 ejemplares firmados y numerados por  Manuel Ayllon y por mí.
“Cuerpo o el corazón del mundo todavía”,  breve poemario publicado en diciembre de 2014 por ediciones Sol y sombra poesía.
Asimismo colaboro en la revista digital de poesía conVersos, de la que soy miembro de su consejo de redacción.



Poemas


un hueco extraño


en el que hurgar las paredes a tientas
lo impensable del viento
y esa necesidad velada
de guarecerse


el brusco momento de ser

la intrusa



que no sabe salir


(de “Tal vez huésped” Editorial Devenir)



***



En el corazón oxidado de la manzana
el mirlo espolea la carne.


Y no hay piel
ni lecho de semillas


sólo inmáculas formas




del cuerpo que lo fracturó.


(de “Tal vez huésped” Editorial Devenir)




***



de mi tacto el nido la cáscara caliente o las paredes como vendas
ajustándose al cuerpo que asciende que asciende hacia
la bóveda donde los caballos borran sus pezuñas con la carne de
las corolas o de los tréboles donde ruedas anclas donde
relojes des corazonados brillan al sol y padre me ofrece el
humo que exhala su mano abierta pero yo ya no ya no

(Inédito)



***



qué palabra qué signo inequívoco para enmarcar
el umbral el charco o esa onda que apenas resiste
que apenas avanza a su través
respira el corazón las raíces de las paredes
de las alcobas bajo una bóveda de agua
bajo una máscara de barro y luz



campana glotis órbita cielo



[le coeur du monde encore
y algo de saliva en la materia
lágrima]


(De “Cuerpo o el corazón del mundo todavía, Solysombra

poesía)

martes, 2 de diciembre de 2014

DIANA GARCÍA BUJARRABAL




















Mencionada por:

Menciona a:
Chantal Maillard
Ana Rosetti
Ana Pérez Cañamares
Nares Montero
Eva Gallud
Jorge Riechman
Emilia Conejo
Manuela Paso
Óscar Martín Centeno
Antonio Rómar
Miriam Reyes


Bio-bliografía

(Madrid, 1980). Licenciada en Periodismo y Sociología. Participa en talleres, recitales y revistas literarias especialmente en Madrid, donde reside. Sus poemas han sido recogidos en diversas antologías, como la plaquette colectiva Trilogía PEZ (Nanoediciones, 2012), Esto no rima. Antología de poesía indignada (Origami, 2012), Último Ahora (Izana editores, 2013) y En legítima defensa. Poetas en tiempos de crisis. (Bartleby Editores, 2014).



Poética

Ente la necesidad de crear nuevas realidades y la certeza de que cualquier verdad absoluta termina resultando vana, frágil e incompleta. Ese es el espacio en el que la poesía explora, y tienta, y es inacabable.



Poemas


HORROR VACUI

Y si esa sed inmensa se saciase de pronto,
si finísima arena de desiertos terribles
me inundase, silente y despaciosa,
colmando grano a grano mi garganta y mi lengua
en balbuceos azarosos,
y si todos mis ojos en el momento justo
comenzasen un día a llorar en seco
y me arañasen
con heridas supurantes de tierra,
sólo de tierra,
si yo me ahogase tanto y tan profundamente,
¿qué sentido entonces en seguir silabeando,
azuzando el espíritu al encuentro precioso
de una sílaba mágica?
¿Por qué no sumergirse
a sortear en las dunas el viento caprichoso de los días?
¿Por qué no morir?
¿Por qué? Si todo se ha colmado…
Habrá que voltear el maleficio de los relojes,
escupir pequeños y certeros perdigones de barro
que mantengan vigilante el ansia,
sacudirse del polvo atenazador
de los días iguales,
y vivir, vivir bebiéndose cada instante
con la ávida premura de saber que nunca,
nunca será suficiente.


DONDE DUERMEN LOS NIÑOS

Hay un baúl de agravios que aún carecen de nombre,
y unos ojos redondos,
siempre abiertos para espantar el miedo.
Donde duermen los niños
los caballos con alas que relinchan de noche
beben siempre en el cuenco de las lágrimas secas.
¡Y qué saltos entonces por el cielo estrellado!
¡Qué lejos, al galope, los ruidos de la basura
en el desayuno!
Muchos niños comen ruidos desde primera hora,
comen ruidos malolientes,
ruidos como de basura.
Y, ¿qué le importa a nadie si mascan sus despojos?

Donde duermen los niños aún se tiende el descanso.
Y otros nombres dibujan su reposo en sus labios
mientras están soñando.
Porque los niños sueñan.
A veces sueñan.


P.I.B.

Podemos Inventar Barbaridades
como Pueblos Ingenieros de Brújulas
Paraísos Invadidos de Bullicio
Personajes Ignotos que Busquen
Perforar la Idea de Babel
Podemos Ilustrar Bellas
Parábolas Increíbles Burdeles
que Perdonen los Instantes de Bochorno
Padres Ilusos y Borrachos
tan Perdidos e Inútiles tan Bártulos
y Pergeñar Iluminadas Bóvedas
y Provocar Inviernos con Bocinas
Pensadas para Impulsar Bocados
y Promesas Infantiles en Babia
Poderosos Imanes en Batalla
que Pugnan por Intentar Bastarse.
Pero Iniciar Borrascas.
Pero Incendiar Bozales.
Pero Incomodar con Bravos
las Palabras que Inciten a Barrerse...

Pobre Idioma Balbuceo:

Podemos Inventar Barbaridades.